Lo que debes saber sobre el control de esfínteres


¿Qué es el control de esfínteres?

El control de esfínteres o aprendizaje de “ir al baño” es el proceso por el cual se enseña a los niños a controlar la vejiga y los intestinos.
Si bien la mayoría de los niños alcanzan este logro entre los 2 y los 4 años de edad, cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Algunos niños enfrentan desafíos físicos, de desarrollo o de conducta adicionales. Esto puede hacer que les lleve más tiempo aprender. Incluso los niños que han aprendido a usar el baño suelen tener un “accidente” ocasional.

Los padres, al igual que otros cuidadores y familiares, pueden ayudar a que el niño aprenda a controlar los esfínteres. Durante varios meses, usted deberá tener paciencia y brindar atención y aliento diarios a su niño.

El mejor momento para comenzar con el control de esfínteres


La edad de su niño por sí sola no determina si está preparado para controlar los esfínteres. Los métodos de control de esfínteres varían entre las diferentes culturas. En general, los expertos canadienses recomiendan un enfoque “orientado al niño”. Esto favorece que el proceso se desarrolle naturalmente una vez que el niño esté preparado. El mejor momento para comenzar con el control de esfínteres es cuando el niño esté mental, emocional y físicamente listo.

El control de esfínteres toma tiempo


Con frecuencia, los niños tardan algunos meses en aprender a controlar los intestinos y la vejiga durante el día. El tiempo exacto que tomará va a depender del niño.
El control nocturno toma mucho más tiempo. En ocasiones, puede tardar meses o incluso años.Asegúrese de que la bacinilla esté en una posición en que a su niño le resulte fácil subirse a ella. Asegúrese de que su niño tenga un buen apoyo en los pies.

Comienzo de la nueva rutina paso a paso

*Muéstrele la bacinilla al niño. Explíquele la nueva rutina para ir al baño, con pasos simples:
*En primer lugar, haga que su niño se siente en la bacinilla completamente vestido
*A continuación, aliéntelo a que se siente en la bacinilla después de quitarse el pañal mojado o sucio. *Usted puede inclusive poner el pañal sucio en la bacinilla. Esto puede ayudar a que su niño entienda para qué sirve la bacinilla
*Uno o dos días después, lleve a su niño a la bacinilla varias veces al día
*Finalmente, comience la nueva rutina con su niño, estableciendo horarios específicos todos los días para ir a la bacinilla. Estos horarios podrían ser después de que su niño se levante, después de comer y antes de dormir la siesta o de acostarse

Elogie los avances

Aliente a su niño a que le avise cuando necesita ir al baño. Felicítelo por avisarle, incluso si ocurre un accidente camino a la bacinilla. No lo castigue ni amenace con castigarlo. El aliento y el apoyo motivarán a su niño a seguir intentando y a dar el siguiente paso. Festeje los avances de su niño, por ejemplo, al pasar de los pañales a las braguitas de aprendizaje.

Pañalito de entrenamiento

Cuando su niño haya utilizado con éxito la bacinilla durante 1 ó 2 semanas, podrá comenzar a usar ropa interior de algodón o pañalito de entrenamiento.

Demuestre con el ejemplo

Permita que su hijo lo observe cuando va al baño. Siga los pasos usted mismo. Hágale saber que usted necesita ir al baño y permítale que lo acompañe. Él aprenderá observándolo.

Desafíos del control de esfínteres

-Si su niño se resiste a seguir sus instrucciones o a utilizar la bacinilla, es muy probable que no esté preparado para controlar los esfínteres. No lo fuerce a utilizar la bacinilla. Esto puede provocar conflictos a largo plazo entre usted y él o retrasar el control de esfínteres. Desista por un tiempo e inténtelo nuevamente cuando su niño esté preparado.
-Si su niño está estreñido, es posible que se resista a controlar los esfínteres.
-Si su niño tiene necesidades especiales, tal vez usted necesite mayor orientación de parte del médico antes de decidir si su niño está preparado para controlar los esfínteres.

Cuándo solicitar asistencia médica


Si su niño no ha aprendido o se niega a controlar los esfínteres después de varios meses, o si tiene más de 4 años, consulte con su médico de cabecera.

Puntos clave

*La mayoría de los niños aprenden a controlar la vejiga y los intestinos entre los 2 y los 4 años de edad. *Sin embargo, cada niño aprende según su propia presteza
*Su niño debe alcanzar un determinado nivel de madurez física y mental antes de estar preparado para comenzar con el control de esfínteres
*El control de esfínteres puede tomar varios meses
*El control nocturno de la vejiga y los intestinos puede lograrse meses, o incluso años, después de que un niño logra el control diurno
*Los niños necesitan paciencia y aliento de parte de sus padres


Fuente: https://www.aboutkidshealth.ca



19 visualizaciones0 comentarios